No es el título de una película. No queremos sentir dolor. Sin entrar en motivaciones masoquistas, creo que todos estaremos de acuerdo.

El dolor crónico afecta a 1 de cada 5 personas en España. Un abordaje integral, equitativo y sostenible es un derecho de los pacientes, tal y como se expuso este pasado verano, durante el curso de verano de El Escorial “Sostenibilidad económica del abordaje del dolor crónico”, organizado por la Sociedad Española del Dolor (SED), junto con la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con la Fundación Grünenthal y el apoyo de Ferrer y Boston Scientific.
Más allá de las dolencias denominadas “tecnopatías”, referidas a las nuevas dolencias que han aparecido por el uso de los smartphones, las tablets y los ordenadores, algunos pensamos que hay que seguir buscando el tecno-remedio para el dolor.

El dolor crónico afecta a 1 de cada 5 personas en España. Un abordaje integral, equitativo y sostenible es un derecho de los pacientes

Y para eso nos hemos juntado en torno a la mesa Health 2.0 Basque en el XVII Congreso de la Sociedad Española del Dolor, que se ha celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao entre el 13 y el 16 de octubre.

Hemos podido asistir a presentaciones de proyectos innovadores que utilizan tecnología para la medición y el tratamiento del dolor.

Consuelo Nieto, jefa de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, presentó un proyecto de formación en técnicas para el tratamiento del dolor, basado en realidad virtual 3D, donde los alumnos pueden interactuar en un ambiente muy parecido al real.

Igone Idigoras, directora de proyectos en el departamento de Neuroingeniería de Tecnalia, impartió la ponencia “Evaluación sensorial cuantitativa eléctrica (EQSA) para pacientes con dolor lumbar crónico”, novedosa tecnología basada en estimulación eléctrica para realizar una evaluación sensorial que permite identificar disfunciones del sistema nervioso periférico. Esta tecnología se basa en el método conocido como Current Perception Threshold (CPT) y en la presentación mostró la adaptación realizada para pacientes con el síndrome de cirugía fallida de espalda, como parte de un proyecto europeo apoyado por el EIT Health. Este sistema está en fase de prototipo y ya se ha utilizado en un estudio clínico liderado por la Unidad del Dolor del Hospital Ramón y Cajal.

Jordi Moya Riera, director médico de We Doctor y Fernando Llorca de Barrio, CEO de We Doctor, en la ponencia “El tratamiento del dolor sin fronteras”, hablaron sobre la automatización e inmediatez de la vanguardia de las tecnologías POC, que permiten minimizar colas de espera y mantener el control de paciente desde el bolsillo.

Jon Vital, CEO de Trak, herramienta que facilita la realización de ejercicio terapéutico mediante una experiencia de telerrehabilitación guiada por Inteligencia Artificial, dijo que “la compleción de ejercicio terapéutico tiene un impacto directo en la reducción del dolor, sin embargo, solo el 24% de los pacientes lo completan” y compartió cómo en un estudio realizado con Ribera Salud, la telerehabilitación ha reducido la sensación de dolor de los pacientes.

Inés Barretxeguren, responsable de proyectos de innovación de Grupo Init y Deiene Lasuen, anestesióloga especialista en el tratamiento del dolor crónico en la Unidad del dolor del Hospital Universitario de Cruces (Osakidetza), presentaron el proyecto Paintech, sistema integral de atención a pacientes con lumbalgia y dolor crónico de espalda para mejorar su calidad de vida a través de la tecnología y de cambios en el estilo de vida. El proyecto está liderado por Grupo Init y también colaboran Biocruces Bizkaia, Athlon y Lanit Consulting.

Mireia Cigarran, CEO y cofundadora de VRPharma, habló de cómo la realidad virtual puede ayudar a reducir el dolor percibido y tratar la parte emocional y psicológica del dolor.

Marlon Cárdenas, responsable del Área Data Science en Sopra Steria, habló de la virtualización de entornos para analizar la evolución del paciente de una manera no intrusiva gracias a la virtualización de su hogar, rutinas diarias y característica físicas y morfológicas del paciente.

La presentación de Nerea Prada, directora técnica de Physio SET, trató del uso de las nuevas tecnologías en el abordaje del dolor musculoesquelético en fisioterapia. Desde su experiencia en la práctica clínica dijo que “no es una cuestión de si nos gusta o no la tecnología: nuestra obligación, como profesionales sanitarios, es utilizar todos los medios a nuestro alcance para ayudar a mejorar la salud de las personas».

Y siguiendo el hilo de lo que dijo Nerea Prada, es nuestra obligación seguir buscando el TecnoRemedio perdido. Y dejémonos de películas.

Juan Carlos Santamaría