Hace casi 10 años, la declaración de la Organización Mundial de la Salud, OMS, sentenciaba que la fragmentación de los servicios de salud es una causa importante del bajo desempeño de los servicios de salud y por lo tanto del bajo rendimiento general de los sistemas de salud. Las dificultades de acceso a los servicios por parte de la población, la calidad técnica, el uso irracional e ineficiente de los recursos, la baja satisfacción de los usuarios en muchas de las regiones, son algunas de las consecuencias que genera la fragmentación por si misma o en conjunto con otros factores.

Desde de mi punto de vista, el aspecto más importante de cara a proporcionar una mejor y más eficiente asistencia sanitaria es la integración entre hospitales, centros de Atención Primaria, paliativos, urgencias, salud mental, asistencia domiciliaria, residencias de mayores medicalizadas y servicios sociales.

Llevamos más de diez años recomendando el establecimiento del trabajo en red

Los hospitales se convertirán en centros de alta tecnología y alta resolución, centros especializados en ciertas patologías y con super especialidades, centros capaces de trabajar en red con otros hospitales y con los centros de salud de la Atención Primaria, centros capaces de gestionar de manera eficiente y eficaz la llamada hospitalización domiciliaria.

El establecimiento de redes entre hospitales mediante acuerdos permitirá una mayor calidad asistencial, mayor calidad formativa y mayor calidad en la investigación desarrollada por los centros al asignarse especializaciones clínicas, diagnósticas y terapéuticas. Permitirán también una mayor accesibilidad de los pacientes a los mejores tratamientos y una mayor equidad en el acceso.

Los acuerdos entre hospitales han de establecerse con el fin de obtener sinergias y masa crítica en materia de investigación y asistencia especializada, tecnología, técnicas quirúrgicas, protocolos de actuación conjunta y derivación de pacientes y determinación y configuración de centros de referencia para determinadas especialidades y o técnicas complejas.

Las Redes de Salud pueden asimismo constituir entre ellas centrales de gastos para atender terapias especialmente costosas, desarrollando los protocolos de tratamiento a los pacientes que lo necesiten, también pueden constituir Centrales de Compras y Centros de Servicios Compartidos con el fin de obtener economías de escala y otros beneficios.

Otro elemento de integración puede producirse mediante acuerdos de servicios con empresas especializadas, como por ejemplo con una empresa de Radiología que trabaja en red para diferentes hospitales que a su vez lo hace entre sí o de manera independiente.

Actualmente las empresas de alta tecnología sanitaria como por ejemplo las de implantes cardíacos, electro-estimuladores, marcapasos, etc. están dando servicios para el soporte a la implantación, mantenimiento y seguimiento remoto de pacientes, etc. Que van mucho más allá del mero suministro de tecnología.

Igualmente ocurre con otras tecnologías como radioterapia y medicina nuclear o cirugía robótica, mediante acuerdos con empresas médicas que ofrecen sus servicios a las redes de hospitales.

El establecimiento de redes integradas que conecten todos los dispositivos asistenciales en un Área de Salud mejorará sensiblemente la eficacia de su actuación aportando a los ciudadanos mayor calidad, pero también generarán sin dudas mayor eficiencia en la asignación de los recursos y de esta manera un menor coste de sus actividades.

Llevamos más de diez años recomendando el establecimiento del trabajo en red. Llevamos más de 15 años hablando de la eSalud y de sus posibilidades.

Ahora no hay excusa. Las comunicaciones han progresado de una manera vertiginosa y las capacidades de procesamiento y almacenamiento de datos también. Los grandes grupos de Hospitales Privados ya lo están haciendo. Trabajan en red optimizando sus recursos y la calidad de sus servicios. No podemos permitirnos que la burocracia, el estatus funcionarial y el encorsetamiento les presupuesto público sigan impidiendo la optimización de nuestras redes de hospitales haciendo a estos más eficientes y eficaces. Es la hora de avanzar. Es la hora de decidir.

Ignacio Para Rodríguez-Santana