Desde que en el año 1991 se presentó la primera versión del Modelo EFQM, han sido varias las modificaciones que se han realizado (1999, 2003, 2010 y 2013), hasta llegar al mes de octubre del año 2019 en el que se presentó el actual Modelo EFQM 2020, que representa un cambio sustancial sobre los anteriores.

Esta reinvención responde a la necesidad de afrontar los cambios muy rápidos, en los diferentes escenarios organizativos, que conforman lo que denominamos un entorno VUCA, aludiendo a las siglas en inglés de los elementos que lo caracterizan: Volatilidad, Incertidumbre (Uncertainty), Complejidad y Ambigüedad.

En este contexto, la versión 2020 del Modelo EFQM nos proporciona un marco para llevar a cabo cambios progresivos pero efectivos, basándose como principio inspirador en el círculo dorado de Simon Sinek, que establece la importancia de definir un propósito compartido (un por qué), cómo hacer para conseguirlo y, por último, qué obtenemos con nuestras actuaciones. Estos tres círculos se reproducen en los tres apartados sobre dirección, ejecución y resultados, dando una nueva imagen gráfica del Modelo EFQM.

Todo ello, para poder ayudar a las organizaciones a desarrollar su día a día, mientras se transforman y preparan para el futuro. Es decir, siendo la excelencia necesaria como establecían las versiones anteriores del Modelo, ya no es suficiente y hay que ayudar a gestionar el cambio y mejorar el rendimiento, teniendo como elementos clave: el liderazgo efectivo a todos los niveles, la cultura, el funcionamiento y la transformación, la flexibilidad y la orientación a futuro.

No obstante, estamos refiriéndonos a un modelo de gestión que nació fuera de nuestro sector sanitario y que históricamente ha presentado dificultades para su comprensión por parte de los profesionales y gestores sanitarios.

Por esta razón, el Foro Excelencia en Sanidad del Club Excelencia en Gestión, desde su creación en el año 2010, ha venido desarrollando diferentes documentos que ayudan a utilizar el Modelo EFQM en este sector y, como ejemplo, ya realizó una guía de interpretación de la versión 2013.

Teniendo en cuenta que estamos ante una nueva versión del Modelo EFQM, el Foro decidió abordar la elaboración de una nueva guía de interpretación para facilitar su comprensión y utilización en nuestro sector, aportando una interpretación alineada con sus especificidades y utilizando un lenguaje próximo a las características del ámbito sanitario.

Estamos ante una nueva versión del Modelo EFQM

Para su elaboración, se ha contado con la participación de un equipo coordinador formado por tres miembros, para realizar la planificación, coordinar y dar homogeneidad al documento, siete equipos de trabajo con veintidós personas, pertenecientes a organizaciones socias del Club Excelencia en Gestión, para redactar la interpretación, y un grupo de revisión, con tres gestores líder y miembros de la Red de Expertos EFQM del Club (REDEX), para aportar la perspectiva desde la experiencia y conocimiento.

Tenemos que señalar que, al ser una guía de interpretación, no pretende ser una adaptación del Modelo EFQM y por esta razón, mantiene intactos todos los términos y planteamientos que propone en sus criterios, subcriterios y puntos guía.

La guía se focaliza en la redacción de los “qué” del Modelo evitando cualquier aspecto de carácter adaptativo, aportando enfoques, herramientas y/o notas que ilustren la interpretación, incluyendo más de 500 ejemplos para clarificar su contenido. Además, para facilitar su potencial lectura y aplicación según la diferente tipología de las diferentes organizaciones sanitarias, la guía de interpretación es gratuita y se puede descargar en la Plataforma de Conocimiento del Club Excelencia en Gestión: aquí.

Alineada con el desarrollo del Modelo EFQM, la Comunidad de Madrid, hace más de veinte años, adoptó el Modelo EFQM para todas sus Consejerías y así el Decreto 85/2002 sobre sistemas de evaluación de la calidad de los servicios públicos, estableció que debía tenerse como referencia para la realización de las autoevaluaciones de la calidad.

Por esta razón, ya en 2006, la Consejería de Sanidad definió su modelo propio de calidad tomando como referencia el Modelo EFQM y desde hace casi dos décadas, se están desarrollando diferentes iniciativas para la implantación de una cultura de calidad y mejora mediante su aplicación, y en concreto, se han realizado, cinco ciclos de autoevaluación en el conjunto de las organizaciones sanitarias, siendo incluida su utilización en los objetivos y/o compromisos de sus gerencias asistenciales.

Con todo ello, la aplicación del Modelo EFQM tiene una solidez contrastada en sus gerencias, permitiendo un enfoque y un marco de referencia objetivo y estructurado para el diagnóstico y mejora de la gestión, con una extensa utilización por las diferentes gerencias, lo cual se ha traducido en una amplia cartera de reconocimientos, concretamente 15 sellos en 13 hospitales y servicios de centros del Servicio Madrileño de Salud.

Como ejemplos de este desarrollo en la Comunidad de Madrid, podemos citar a la Fundación Jiménez Díaz como el primer centro hospitalario del mundo en recibir el EFQM Global Award o al Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda como el primer hospital de nuestro país en recibir el Sello EFQM 600, basado en el Modelo EFQM 2020.

En el momento actual, nos encontramos en el despliegue de la versión 2020 del Modelo EFQM que, como hemos comentado, creemos que se adapta mucho mejor a la realidad actual, facilitándonos una guía para acelerar la transformación, y para ello, contamos con la Guía de Interpretación como una herramienta de ayuda y consulta, para todas las organizaciones del sector sanitario.

Alberto Pardo Hernández

Coordinador del Foro de Excelencia en Sanidad del Club Excelencia en Gestión y Subdirector General de Calidad Asistencial y Cooperación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.